Home - Sociedad - ¿Está la tecnología haciendo que la gente sea menos sociable?

¿Está la tecnología haciendo que la gente sea menos sociable?

Posted on 19 Julio, 2015 in Sociedad

Con el aumento de la tecnología móvil, cada vez es más fácil mantener un contacto constante a través de las redes sociales y muchas personas están sacándole partido a esta oportunidad.

Eso puede dar a entender que la gente se está volviendo más sociable, pero algunas personas piensan justo lo contrario. El problema, dicen, es que pasamos tanto tiempo manteniendo relaciones superficiales de forma digital que no estamos dedicándole suficiente tiempo y esfuerzo a cultivar relaciones más profundas en la vida real. Demasiado chat, pero poca conversación real.

Un dato interesante: Una reciente encuesta realizada a adultos en Estados Unidos ha descubierto que el 71% de los encuestados usan Facebook ocasionalmente y el 45% de los usuarios lo hacen varias veces al día, y los de España dicen que tanta compra de productos no es compatible.

Otras personas dicen que las redes sociales complementan a las relaciones sociales cara a cara, no las sustituyen. Argumentan que podemos expandir nuestros horizontes de manera online, dependiendo de las conexiones que tenemos alrededor y al mismo tiempo podemos sacar partido de la tecnología para hacer que nuestras relaciones sean más cercanas que nunca.

Larry rosen, un profesor de psicología de la Universidad de California, dice que la tecnología nos está separando de las relaciones del mundo real, mientras que Keith N. Hampton, un profesor de la Universidad de Rutgers argumenta que la tecnología enriquece nuestras relaciones sociales.

social

¿Estás así con tus conocidos?

Larry Rosen, como psicólogo investigador, ha estudiado el impacto de la tecnología durante 30 años con cerca de 50.000 niños, jóvenes y adultos de Estados Unidos y otros 24 países.

En ese tiempo, han aparecido tres factores cruciales: los ordenadores portátiles, la comunicación social y los smartphones. La suma de los efectos ha sido permitir conectar con más gente del mundo virtual, pero conectar menos con los que están en el mundo real.

Muchas veces el mundo real y el virtual se solapan, pues muchos de nuestros amigos, conocidos o contactos virtuales también lo son en la realidad. Pero el tiempo y el esfuerzo que ponemos en el mundo virtual limitan el tiempo para conectar y comunicar en un nivel más profundo con el mundo real. Con un Smartphone en las manos, nos enfrentamos a un continuo flujo de alertas, notificaciones, vibraciones y beeps que nos avisan que hay algo aparentemente importante que ha pasado y a lo que debemos prestar atención. Nos pensamos que estamos siendo sociables, pero esto en realidad no es así.

Y lo que es peor aún, ya ni siquiera necesitamos un sonido o una vibración para distraernos. En un estudio de más de 1100 adolescentes y adultos, se descubrió que la gran mayoría de los usuarios de teléfonos móviles inteligentes con menos de 35 años consultaron sus dispositivos electrónicos bastantes veces al día y la mayoría de ellas sin recibir ninguna alerta exterior.

La ansiedad es la culpable de este comportamiento. Tenemos la imperiosa necesidad de necesitar saber lo que está pasando en nuestro mundo virtual.

Un estudio donde se monitorearon los niveles de ansiedad de los usuarios de smartphones cuando no les dejaban usar sus teléfonos, se descubrió que los que más usan estos dispositivos incrementaron sus niveles de ansiedad después de sólo 10 minutos, mientras que los usuarios moderados mostraron algunos índices de ansiedad.